PDF

Tipo
Heroes 2007-2014
Introducción

Adoptado.

Pincha la foto para ver su historia...

A Lucky  lo adopte en la protectora de Málaga, llegó al Refugio muy enfermo tenía fiebre, no comía, no se mantenía de pie, enseguida  lo llevé al veterinario que le diagnosticó la enfermedad de parvovirus. Empezamos con un tratamiento al que no respondía, seguía muy malito. Probamos varios tratamientos que no servían de nada. Después de un mes poniéndole inyecciones todos los días, el seguía malito como el primer día. 

Viendo que no mejoraba tuve que tomar una decisión, de camino al veterinario para dormirlo y acabar con su sufrimiento, en el coche el iba sentado a mi lado  y no paraba de mirarme con unos ojitos tan tiernos que me hacía dudar si lo dormía o no. Cuando llegaba al veterinario y ya tenia  todo preparado lo miraba a los ojitos y le decía al veterinario espera un poco, lo sacaba al patio del hospital y lo ponía de pie en el suelo.
En ese momento el se mantenía de pie sin caerse, entonces entraba otra vez en el hospital y le decía a la veterinaria me lo llevo a casa y esperamos un día mas, así hasta tres veces, la última vez que volvíamos a casa, el me miró a los ojos fijamente y me pareció que me decía, -espera un poco que soy un perro fuerte y voy a superarlo todo-.
Durante todo el mes que estuvo tan enfermito, sufrió mucho y yo también queriéndolo salvar, se creó un vínculo de cariño muy especial entre Lucky y yo, cuando estoy en el Refugio el siempre quiere estar a mi lado o por lo menos muy cerca de mi, creo que el se siente mas seguro y protegido estando a mi lado, sabe que es uno de mis niños especialmente mimado.
Cuando llevaba un año con nosotros lo puse en nuestra Web. En la sección de adopción, para buscar una buena familia para el.
Una tarde tuvo suerte llegó esa familia ideal que el necesitaba, buscaban un perrito tranquilo y cariñoso para hacerle compañía a su madre, lo eligieron a él, yo me alegre mucho y pensé que bien mi niño ya tiene una familia  que lo va a cuidar y mimar mucho a el solo, cuando salía ya dentro del coche no paraba de mirarme yo no sabia si dejarlo ir, o cogerlo y dejarlo en el Refugio para siempre, y lo dejé ir pensando que seria mejor para el. Cuando llamé a la señora Maria, que era la persona a la que sus hijos le habían regalado el perro, ella me dijo que Lucky le gustaba mucho pero que el no estaba bien se sentía triste y asustado, a el le daba miedo de salir a la calle se le escapaba y se volvía a la casa y se escondía debajo de la cama sin querer salir, todo lo que veía en la calle  era  nuevo para el, la gente los coches los ruidos, todo le producía miedo.
Cuando llego al Refugio solo tenia dos meses y solo conocía la protectora donde había nacido y nuestro refugio donde el se sentía seguro y protegido.
La señora Maria no lo quería ver triste y yo me sentía culpable de todo lo que le estaba pasando por dejarlo ir.
Así que fui a por el, cuando la señora me abrió la puerta me dijo que Lucky  estaba escondido debajo de la cama y no quería salir.
Parece que el me escucho y salió al pasillo donde yo estaba, cuando me vio corrió hacia mi tan rápido que patino por todo el pasillo se agarró a mi como loco.
Ya nos despedimos de la señora Maria y de vuelta al Refugio se puso a mi lado sin parar de mirarme, cuando llego al Refugio se fue a su habitación y le dio besitos a todos sus compañeros y ya se quedo tranquilo…

El es un héroe por ser tan especial y sobrevivir a una enfermedad tan grave de la que no se salva casi ninguno.
Sigue esperando que lo adopte  una familia que le ayude a superar sus miedos y sus temores y tengan tiempo y cariño para el.

 

Homenaje a Willem Lodder

       

Podencos

 

Memorias de Kitin

 

Veterinarios

 


Héroes

 

Identifica

Actividades