PDF

Tipo
Heroes 2007-2014
Introducción

Fallecido.

Pincha la foto para ver su historia...

No podemos olvidar a Pakito, ya ha pasado algún tiempo que nos dejó para pasar a una vida mejor. El tiempo que estuvo con nosotros fue muy intenso, con momentos buenos y otros muy malos. Malos para el por su enfermedad, y muy buenos para nosotros por el cariño que nos dió. Sentimos una gran impotencia por todo lo que no pudimos hacer por el.

Con Pakito tuvimos el tiempo muy limitado, cuando llegó a casa ya estaba muy enfermo y solo pudo estar con nosotros ocho meses.
Un día fui de visita a la protectora de Torremolinos “Parque animal” acababa de entrar un perrito muy pequeño que lo pusieron aparte para examinarlo en enfermería..Yo lo miraba y le hablaba, el no reaccionaba tenia la vista perdida como ausente, me fui a casa pensando en el, (aunque sabía que estaba en buenas manos) no me lo podía quitar de la cabeza. Al día siguiente volví y lo adopté con todas las obligaciones que conlleva un perro enfermo, el veterinario ya tenía un diagnóstico aproximado a la espera de las analíticas  y demás pruebas.
Cuando llegué a casa con el  mi marido no paraban de decir, ¿que le ha pasado a este pobrecito? Lo repetía una y otra vez, lo cogió en brazos  y no lo soltó en todo el día.
Estaba delgado y desnutrido, no tenia pelo, parecía un pajarito. Mi marido se dedicó a cuidarlo y mimarlo como si fuese un bebé. No sabía que nombre ponerle, lo veíamos tan desvalido que ningún nombre que pronunciábamos le quedaba bien, de repente escucho a mi marido llamarle Pakito, me dijo que le puso ese nombre porque conocía  a alguien con ese nombre que estaba igual que el perrito, y que en poco tiempo se había recuperado y esperaba que con el perrito pasara lo mismo.
Cuando tuvimos el diagnóstico definitivo de dos veterinarios nos sentimos muy tristes, nos dimos cuenta de que con un tumor de próstata tan avanzado y sin posibilidad de operación su fin llegaría en poco tiempo.
Con la información que nos dió “Parque animal” supimos que Paquito tenia ocho años, que había sido propiedad de un criador de perros de razas pequeñas, de esos criadores que no cuidan a sus perros, solo los tienen con un fin económico. A Paquito lo explotó como semental suministrándoles productos hormonales. Cuando vió que el perrito estaba enfermo que ya no le servía para nada se lo dió a una señora que tenía muchas ganas de un perrito pequeño de esa raza. Durante el trayecto en coche que hizo la señora para recogerlo, se dió cuenta de lo mal que estaba físicamente y lo llevó al veterinario.
Cuando le dijeron lo costoso que sería cuidar de el, se lo pensó y lo entregó en “Parque animal”
En nuestra casa Pakito se sentía protegido y querido por nosotros y por nuestros perros, que ellos también lo cuidaban. Nuestra perrita Shirly lo cuidaba como si fuera su hijo y los otros siempre mostrándole su cariño.
Pakito fue un buen enfermo. Cuando llegó solo pesaba 600 grms. Con una alimentación especial y sus vitaminas en dos meses se puso en 800 grs. Ya con mas fuerza podía soportar el tratamiento mejor. En todo momento cuidamos que no sufriera dolor.
Se fue recuperando y en poco tiempo se convirtió en un perrito feliz, era el rey de la casa, el nos quería a todos sin medida ni distinción, éramos su familia.
A mi marido lo eligió para estar con el en el sofá y a mi para dormir, dormía en la cama pegado a mi. Pasaron 7 meses buenos y tranquilos para el.

Pero en el último mes ya sus fuerzas fueron disminuyendo y empezó a sentirse mal, yo me dediqué a cuidarlo todo el tiempo, mi marido sufría mucho al verle tan triste, y poco a poco se fue apagando.
Lo tenía en brazos y ya me miraba con ojos tristes como diciéndome que ya no podía mas. Y cerró sus pequeños ojitos para siempre. Nos dejó destrozados  a toda la familia, no pasa ni un solo día que no pensemos en él. Tenemos sus fotos por toda la casa.
Esta historia de Pakito pretendemos que sirva de ejemplo para las personas que compran perros que sepan el poco valor que tienen estos pobres perros que son utilizados para hacer un trabajo. Que es la reproducción descontrolada. Es decir, los pobres crían a sus hijos con todo el cariño del mundo para que después sus dueños se los arrebaten produciéndoles muchísimo sufrimiento. Sólo para que sus dueños se beneficien de ellos sin proporcionarles ni siquiera una vida digna a ellos que se dedican solo a querer con todas sus fuerzas a su “amo” y adorarle. Estos pobres perritos cuando son mayores o están enfermos sus “amos” se limitan a abandonarlos o sacrificarlos cuando ya no les sirven  para las montas, después de todo el beneficio que han obtenido de ellos.
El tumor de próstata en perros jóvenes sementales, la mayoría de las veces es producido por los productos hormonales que suelen dar a los perritos para que estén siempre activos para la monta de las hembras.
Desgraciadamente Pakito solo fue para su dueño una maquina de procrear.
 
Pakito te portaste como un héroe, sentimos mucho que nos dejaras tan pronto, esperamos que ahora seas feliz…

 

 

Homenaje a Willem Lodder

       

Podencos

 

Memorias de Kitin

 

Veterinarios

 


Héroes

 

Identifica

Actividades