PDF

Tipo
Heroes 2007-2014
Introducción

Fallecidos.

Pincha la foto para ver su historia...

Son hermanos inseparables con miedo genético, le llamo miedo genético porque se lo transmite su madre desde su nacimiento o incluso desde su gestación.

Llovia a mares, tronaba que parecía que se rompía el cielo. De pronto vi un perrito negro muy bonito, por el borde de la carretera andando solo. Lo llamé pero el asustado cruzó la carretera y se metió en su refugio (un tubo de cemento en mitad de una parcela) en un huerto abandonado, todo lleno de hierbas. Le seguí y me asomé al tubo donde se metió. Y fue cuando me di cuenta que el drama era mayor, eran cinco hermanos con su madre ..todos muy bonitos de varios colores.

La madre había escogido ese lugar para tener sus pequeños, era como un sitio encantado para ellos justo al lado de la civilización dentro del pueblo, pero un sitio tranquilo para ellos lleno de naranjos y protegido por cañaverales. Alrededor de ellos estaba todo lleno de bolsas de basura abiertas y esparcidas por todo el huerto (las traía la madre para darles de comer) ellos se veían muy felices, vivian en libertad y tenían comida, no conocían otra cosa.
Cuando su madre me vió los puso en alerta a todos y se escondieron en la tubería. La madre se alejaba de donde estaban los pequeños ladrándome para llamar mi atención hacia otro sitio lejos de sus pequeños (que lista)
Me acerque a los pequeños y estaban aterrorizados de verme tan cerca de ellos, les dejé comida y me marché.Volví al día siguiente con mi hijo  (llovía igual o más) los sorprendimos escondidos en la tubería y cogimos a dos, el negro y uno canela y crema. Cuando la madre vió que le cogimos dos de sus pequeños enloqueció, ladraba sin parar alertandoles aellos para que les siguieran, se escondieron en el cañaveral.Se quedó uno dentro de la tubería le tocamos y nos dimos cuenta que aunque aún estaba calenito, estaba muerto por eso ella seguia ladrando, claro no podía cogerle…nos acercamos al cañaveral y vimos otro cachorro muerto (ese estaba helado).
Tuvimos que desistir e irnos solo con dos y pensando en que teniamos que volver.
El traslado fue horrible para los cachorros, lloraban y lamaban a su madre, desesperados y aterrorizados por los humanos.Ya instalados en el refugio no paraban de vomitar, también tenian diarrea de los nervios que estaban pasando (el contenido de sus vómitos era restos de basura).
Volvimos al día siguiente a coger a la madre y a los hermanos. ¿Cuál fue nuestra sorpresa? que ya no estaban, habían huido. Sólo quedaba el cadáver semienterrado del que habiamos visto en la tubería, parecia que su madre lo había intentado enterrar.
Nos sentimos muy tristes, habiamos separado a una familia que parecían muy felices a pesar de las condiciones en las que vivian.
No sabiamos que hacer con “Rayo y Trueno” la llegada a nuestro refugio fue el comienzo de un calvario para ellos. No nos aceptaban a ninguna persona, seguían llorando y llamando a su madre, no querían comer y cuando nos acercabamos a  ellos nos volvían la cara y pasaban los días y seguían igual. Fueron unos meses muy tristes.Volvimos muchas veces a buscar a su madre y al hermano que quedaba, huyeron juntos.Queríamos devolverle sus pequeños, y que volvieran  a ser la familia feliz que habían sido, pero no la vimos nunca más. Siempre que pasamos por alli miramos el sitio, donde aquel día que llovía y tronaba tanto y sufrimos esa historia extremadamente triste les cojimos, en memoria a ese dia le pusimos de nombre “Rayo y Trueno”.
Tubo que pasar un año para que Trueno empezara a confiar en nosotros, pero Rayo no, el solo confía en su hermano. Parece que Trueno era el que cuidaba de sus hermanos cuando ésta se ausentaba para buscar alimentos. Así que Rayo ve a su hermano como su protector, siempre se pone detrás de él cuando nos acercamos. No hace nada sin mirarle a el antes, depende de el para todo.
Con sus compañeros no les costó tanto asociarse, encontraron en Toñi toñi como una segunda madre, con Lolalola va todo bien, ella es muy independiente aunque muy amiga de ellos, y con Indio indio encontraron un hermano mayor al que respetan mucho. Han formado un equipo muy unido y estabilizado.
Ya llevan cuatro años con nosotros, viven muy bien y disfrutan mucho en el campo por fin  se ven felices. Con nosotros va el cariño progresando, Trueno ya se deja acariciar y Rayo nos demuestra su cariño con su mirada desde lejos y siempre está en alerta.
Durante los cuatro años no he dejado de pensar en su madre y su hermano muchas veces.


Los hacemos héroes porque sabemos que han sufrido mucho y todavía tienen secuelas. 

Homenaje a Willem Lodder

       

Podencos

 

Memorias de Kitin

 

Veterinarios

 


Héroes

 

Identifica

Actividades