PDF

Tipo
Heroes 2007-2014
Introducción

Fallecida.

Pincha la foto para ver su historia...

Una tarde del mes de julio de 2005 pasabamos por la carretera de Alhaurín camino del veterinario. Hacía bastante calor, y en la curva del tiro de Pichón nos encontramos con una perra muy grande cruzando la carretera. La imagen era de pena, la perra no podía ni andar, sólo era piel y huesos andando lentamente, se tambaleaba que parecia que se iba a caer, no podíamos parar en  esa  carretera ya que no tiene arcen y temiamos poner a la perra mas en peligro de lo que ya estaba, fuimos un poco mas arriba a dar la vuelta para poder cogerla en otro sitio  menos peligroso.

Tardamos sólo tres o cuatro minutos y la perra ya no estaba dimos varias vueltas y nada ni rastro. Mariola, mi hija, se angustió mucho porque pensó que quizas la perra podía a ver sido atropellada y se haberse caido por algún barranco, en los días posteriores pasamos varias veces por si la veiamos, nuestra preocupación duró varios días, diez días después me llamó Piedad una amiga nuestra, que ayuda mucho a los animales y me comentó que cerca de su casa  había una perra grande en muy mal estadp, que ella estaba alimentandolo. Enseguida pensé en la perra que mi hija y yo habiamos visto días antes, la casa de esta señora esta muy cerca de la carretera donde habiamos visto a la perra. En pocos días la perra ya estaba con nosotros en Parque del Duque.
Era ella, la misma que vimos días antes pero con un punto a favor, ahora ya podíamos ayudarla.
La imagen de la perra era muy triste estaba muy delgada y tenía muchas heridas antiguas abiertas y sangrando.
Daba mucha pena,  parecía que era mas mayor. Lo primero que hicimos fué ponerla en un sitio donde estuviera tranquila y alimentarla durante unos días hasta que se recuperase un poco. Después la llevamos al veterinario. Su diagnóstico era grave, tenía lehismaniosis y ya le había afectado a los organos principales, le dimos su tratamiento una comida especial y vitaminas y empezó a mejorar, mejoró tanto que no lo podíamos creer ya se cerraron sus heridas, le creció el pelo y se puso gordita. Recuperó el ánimo!! La pusimos con otros perros y ella se hizo la madre de todos, jugaba con ellos,  los cuidaba y los protegía, tenia un gran sentido maternal, era un encanto de perro, sus compañeros la echan de menos.
Durante el tiempo que ha estado con nosotros se ha operado dos veces de tumores de mama y en cada operación se recuperaba muy pronto, ella era muy fuerte. Con su fuerza y esas ganas de vivir que tenía Noa, nos ha enseñado mucho. Cuando llevaba un año con nosotros ya no ha podido mas, y nos ha dejado, con mucha pena de no poder darle mas. Pero por lo menos ese año lo ha vivido con mucha atención y sobre todo con mucho, mucho cariño.


Noa, te hemos querido mucho y donde estes te seguimos queriendo.

 

 

Homenaje a Willem Lodder

       

Podencos

 

Memorias de Kitin

 

Veterinarios

 


Héroes

 

Identifica

Actividades